Agricultura interviene en el histórico Puente Povedano y prepara su puesta en valor para agricultores, viandantes y cicloturistas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

La delegación municipal de Agricultura del Ayuntamiento de Lucena acaba de terminar la limpieza del cauce del río Anzur a su paso por el Puente Povedano, una infraestructura renacentista del siglo XVI situada cerca del paraje de Navas de Mingorrubio.

En noviembre de 2011, la Asociación Cultural Torre del Moral dio la voz de alarma sobre el lamentable estado en que se encontraba el Puente Povedano, amenazado de derrumbe en caso de riada al tener uno de sus dos ojos obstruido por el crecimiento de la maleza y por la acumulación de tierra.

Con un presupuesto de unos 5.000 euros, Agricultura ha procedido a su limpieza general, podando dicha maleza y retirando la tierra, depositada y extendida en una finca aneja con permiso del propietario, según informaron esta mañana el alcalde de Lucena, Juan Pérez, y el concejal de Agricultura, Francisco Gómez.

Estas labores han contado con la participación de personal de Serviman, del Parque de Maquinaria de la Subbética y de la pala mecánica propiedad de la concejalía de Agricultura.

Francisco Gómez indicó que la voluntad del Ayuntamiento es poner en valor tanto el Puente Povedano como los caminos rurales que conducen al mismo para su uso por parte de agricultores, cicloturistas y viandantes. Así, el siguiente paso es instalar una señalítica que facilite la localización del puente y recuperar el Pozo del Sordillo, próximo a este punto.

También se han pintado de cal blanca unas piedras que señalan el trazado del puente. Para su estructura, el mayor problema es el paso de tractores de cadenas, cuestión a la que se va a dar una solución técnica desde Agricultura.

El Puente Povedano será además el eje de dos rutas cicloturistas, una hacia Navas de Mingorrubio y otra hacia la Encina Milenaria, perteneciente al término municipal de Rute aunque situada muy cerca del puente.

El edil Francisco Gómez añadió que la delegación municipal de Agricultura ha limpiado recientemente Fuente Álamo,  la Fuente del Rey y la Fuente de Pedro Gómez.

El alcalde Juan Pérez destacó el buen estado de conservación de los sillares del Puente Povedano. Para poder limpiarlo, fue necesario solicitar autorización a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Los trámites en sí no resultaron complicados, explicó el regidor, pero sí lentos.

Esta actuación, agregó Pérez, solventa el problema que suponía la obturación del puente en caso de riada y atiende la demanda histórica de Torre del Moral que reclamaba una intervención en la infraestructura. En cuanto al futuro, el Ayuntamiento de Lucena piensa que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es quien tiene la competencia para ocuparse de su mantenimiento, si bien en el Archivo Histórico Municipal consta que el Consistorio lucentino ordenó la construcción del puente en 1579, que desde entonces y durante siglos fue la única vía de comunicación de Lucena con Málaga.

No obstante, el propósito del Ayuntamiento es ocuparse periódicamente de la limpieza de los ojos del Puente Povedano para evitar que vuelvan a quedar cegados por la tierra y la vegetación.